¡Viva la siesta! Ventajas y beneficios de una buena siesta

¡Yo la siesta no la perdono!

¡Parece que estamos de suerte! Esa fama que tenemos los españoles de echarnos la siesta después de la sobremesa o una buena cabezada en el sofá con esa voz de fondo del documental de naturaleza  en la televisión pueden traernos beneficios en la salud.

Algunos beneficios y ventajas de una siesta que quizá deberías saber:

– Incrementa la productividad un 30%

Estudios Universitarios afirman que una siesta corta, entre 15-20 minutos, ya es suficiente para incrementa la producción en la tarde o mejorar la capacidad de concentración.

– Incrementa el estado de alerta hasta en un 100%

Estudios de LA NASA determinaron que los astronautas que habían disfrutado de una buena siesta mostraban un incremento de mejora tanto en el rendimiento como en el estado de alerta

– Reduce el estrés y el riesgo de enfermedad cardíaca en un 34%

Investigaciones realizadas por la Escuela de Medicina en Grecia y por la Escuela de Harvard de los EE.UU confirman los beneficios de una siesta corta. La investigación se llevo a cabo con alrededor de 25.000 pacientes en un periodo de mas de cinco años y la conclusión es que reduce el riesgo de enfermedades del corazón

– Reducción de la irritabilidad

Otro tipo de estudios aseguran que las personas que disfrutan de una siesta corta tienes un mejor carácter en la tarde y tienen menos posibilidad de estados de irritabilidad o de angustia.

 

¡Viva la siesta!

Si preguntamos a muchos españoles contestan: <<La siesta es sagrada>>

¿Pero cuanto tiempo de siesta es recomendable?

Son más recomendables las siestas cortas a las largas. Estos estudios se han realizado para siestas entre 20-25 minutos. Siestas largas por el contrario pueden producir que al despertar del sueño repentinamente puedan provocar mal humor e irritabilidad en las personas, así como una sensación de aturdimiento generalizado.

Además una siesta corta trae consigo una sensación de haber descansado y de estar despejado mientra que en contra la típica siesta en cama, con persianas bajada, pueden producir un estado de aturdimiento y cansancio al levantarse. Consultar las fases del sueño para aclaración.

Algunos políticos conocen también los beneficios de una siesta

Algunos políticos conocen también los beneficios de una siesta

Curiosidades: Celebridades y famosos que disfrutan de las ventajas de una siesta.

Brahms:  Entre cabezada y cabezada sobre el piano compuso su canción de cuna.

Napoleón Bonaparte: A lomos de su caballo no perdono dormir una buena siesta en la batalla de Waterloo.

Margaret Thatcher: Aunque Margaret Thatcher dormía solo cuatro horas en la noche, siempre exigió que no la molestaran después del té. Así que entre las 15:00 y 15:30 la puerta de su despacho permanecía cerrada.

Einstein: Con frecuencia Einstein disfrutaba de buenas siestas en el sillón de su cama. Lápiz en mano, por si entre sueño y sueño descubría alguna nueva genialidad.

Ahora ya no tenéis excusas y si el tiempo lo permite y siempre que podáis : <Buena siesta>.