El significado de soñar con amantes.

Los sueños húmedos, excitantes y llenos de pasión toman un rol muy importante cuando soñamos. Soñar con un amante no es una excepción. Es normal pensar que personas soltera, sin ningún tipo de relación seria son los más propensos a soñar con tener amantes. Sin embargo, quedarás sorprendido al saber que incluso parejas en que uno de sus pilares más importantes y básicos es la fidelidad se sorprenden al tener un sueño de este tipo.

Una breve introducción sobre soñar con un amante.

Muchas conclusiones podemos sacar leyendo los significados de los sueños. Por este motivo, desde hace mucho, mucho tiempo, sabios y filósofos trataron de sacar a la luz lo que representa cada elemento onírico. Incluso no hace muchos años, Sigmund Freud, un importante neurólogo y experto en psicología del siglo XX elaboró sus propias teorías sobre lo que representa cada sueño que tenemos cuando dormimos. Hoy día, sus estudios aún son tenidos en cuenta por todo el mundo. Ahora te darás cuenta del por qué tu subconsciente te hizo tener un sueño con un amante o ser un amante.

¿Por qué soñar con amantes?

Desde hace cientos y cientos de años, las personas han vivido fantasías a través de los sueños. Es sin duda una vía de escape para romper la monotonía y rutina de nuestras vidas cotidianas. De hecho, es muy probable que tengas pareja cuando estés leyendo estas líneas. Tu subconsciente te está haciendo ver que es necesario superar y derribar ciertos tabúes. Todos tenemos en nuestro interior ciertos impulsos perversos relacionados con la sexualidad.

¿Qué simboliza soñar con tener un amante?

Por un lado, se trata de un sueño que despierta en nuestro interior pasión, fuego, llama y está relacionado con el deseo. Sin embargo, bajo otro punto de vista también habla de ciertas inseguridades, celos y falta de armonía en nuestra vida amorosa. Son tus propias dudas las causantes de originarte un sueño en el que tu pareja tiene un amante secreto y te está siendo infiel (Lee más sobre soñar que tu pareja te engaña). No obstante, una importante corriente de analistas oníricos asegura que soñar con un amante también representa la llegada de una persona muy importante a nuestras vidas. Alguien con el que no vas a tener ningún tipo de secretos y en el que vas a confiar. Naturalmente es bueno que tengas cerca nuestro diccionario de los sueños para consultar cualquier pequeño detalle que haya surgido en tu sueño para descifrar lo que simboliza.

Otros casos frecuentes sobre soñar con amantes que necesitarás leer.

Dependienta tu actual situación sentimental, soñar con amantes podría tener diferentes interpretaciones. Por ejemplo, soñar con tener amantes cuando eres una persona soltera y sin ningún tipo de compromiso indica deseo y ansias por tener aquello que no tienes. Por el contrario, soñar con tener un amante cuando eres una persona con pareja representa que estás buscando mayor afinidad y compatibilidad con otras personas. Alguien que sepa escucharte.

Soñar con amantes secretos.

Indica que has de ser más precavido a la hora de exteriorizar tus sentimientos o emociones. No puedes ir por la vida siendo tan impulsivo y mucho menos contando a los demás cosas importantes de tu vida privada. Debes ser más reservado.

Soñar con examantes del pasado.

Se trata de un sueño de lo más frecuente. Soñar con aquella persona del pasado del que aún perduran ciertos recuerdos. Quizá en ocasiones te preguntes que será de su vida. Sólo es necesario coger el teléfono o buscarlo en las redes sociales para saber de él.

Soñar con un amante que está muerto.

Refleja lo muy importante que fue para ti esa persona en una etapa concreta de tu vida. De alguna manera aún tenéis una conversación pendiente. Esté donde esté siempre habrá un hueco en tu corazón.

Soñar con tener un amante y ser sorprendido por tu pareja.

Deberías sincerarte con tu media naranja. La relación debería en la confianza. Sin ese pilar nunca vas a poder tener una relación duradera y verdadera.

No olvides compartir lo que significa soñar con tener amantes con la gente que conoces.