Aspectos curiosos al soñar con columpios.

Una breve introducción al soñar con columpios.

Casi todos los niños saben perfectamente lo que es un columpio. Es un asiento que queda suspendido y agarrado firmemente normalmente de una estructura metálica o de madera, y que gracias al movimiento de los niños con su impulso hacia delante y atrás consiguen hacer un movimiento tipo péndulo. Pero, ¿Por qué si soy adulto he tenido un sueño con un columpio? Ya sabemos que los sueños son caprichosos pero no tanto lo que tratan de transmitirnos, por tanto una vez más es fundamental acudir al diccionario de los sueños y tratar de desentrañar qué trata de decirnos esta ensoñación.

Entonces, ¿Qué significa soñar con columpios?

Muchos analistas no dudan en afirmar que soñar con columpios refleja que observar a los niños pequeños nos produce una inmensa alegría y a su vez una cierta envidia de su juventud, de su energía inagotable, de sus ganas de querer aprender y de vivir sin problemas ni complicaciones. Seguramente tuvimos una infancia muy buena y la recordamos con gran cariño (puedes leer sobre soñar con infancia). Otros intérpretes de sueños establecen que soñar con columpios sugiere que hemos sido recientemente padres y que ha llegado el momento de que nuestro bebé empiece a experimentar cosas por sí mismo siempre bajo nuestra supervisión. Si el niño se columpia sin nuestra ayuda refleja que será una persona independiente y que ya desde pequeño puede tener una personalidad marcada por una mentalidad sana y alegre. También hay expertos del mundo onírico que aseguran que soñar con columpios indica que no debemos ser tan impulsivos cuando tenemos que tomar decisiones. Tal vez en nuestro sueño el niño se pone a llorar al sentarse en el columpio, por lo que no debemos de presionarlo y lo suyo sería tratar que las cosas sigan su cauce natural, que sea él el que se interesa por el columpio y no nosotros. Los significados de los sueños, como hemos visto hasta ahora, hacen alusión a interpretaciones generales que los analistas hacen de estas ensoñaciones, pero como veremos en el próximo punto también lo hacen de situaciones más concretas y específicas con las que orientarnos mejor sobre nuestra ensoñación.

Diversas interpretaciones al soñar con columpios según otros contextos.

sueño con un columpio

En algunas circunstancias, llevar una vida emocional con altibajos es una razón suficiente para soñar con columpios. Deberías buscar cierta estabilidad.

Soñar con columpios medio rotos nos da a entender que somos unos padres que nos preocupamos en todo momento por nuestro hijo. Seguramente encajamos en la categoría de padres sobreprotectores, pero debemos de saber que esto no siempre es positivo para nuestro hijo ya que lo puede hacer muy dependiente de nosotros.

Soñar con columpios cuyo asiento es una rueda simboliza que hemos podido tener un pequeño incidente con nuestro vehículo particular. Este sueño no tiene nada que ver con un niño, es sólo un recuerdo de si nos han pinchado una rueda, o por una colisión hemos tenido que cambiarlas.

Por otro lado, soñar con amigos que están empujándote en el columpio sugiere confianza en ellos. En cierto modo siempre puedes contar con ellos en diferentes situaciones.

Comparte con tus conocidos estas interpretaciones al soñar con columpios.

Si lo deseas puedes dejar un breve resumen contando tu experiencia con el suelo con columpios. Trata de aludir a aquellos detalles que consideres interesantes. Durante tu sueño, ¿A pesar de que eres adulto veías cómo te columpiaban? ¿Comprabas un columpio para casa?




¿Qué opinas sobre esto?

Se utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al continua navegando, se considera que acepta su uso. Más información ACEPTAR
Aviso de cookies